Chile y otros 12 países de Latinoamérica expresaron su preocupación por la crisis en Nicaragua

16/07/2018 17:52:47
En una declaración conjunta, las naciones firmantes pidieron el «cese de las hostilidades y actos de violencia contra la población civil» y llamaron a «reactivar el diálogo nacional».

Foto Nota
Chile y otros 12 países se Latinoamérica redactaron una declaración conjunta donde expresan su preocupación por la crisis política y social en Nicaragua, la que tras algunos meses ha dejado cientos de muertos.

En el texto, que además fue firmado por los gobiernos de Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay, se hizo un llamado para terminar con la violencia en el país centroamericano.

«(Los gobiernos) expresan su preocupación por la violación de los derechos humanos y las libertades fundamentales y su más firme condena a los graves y reiterados hechos de violencia que se vienen produciendo en Nicaragua y que han provocado hasta la fecha la lamentable pérdida de más de 300 vidas humanas y centenares de heridos; la represión y violencia contra estudiantes y miembros de la sociedad civil, así como la tardanza en brindar asistencia médica urgente a los heridos», señaló la declaración.

Tras esto, las naciones pidieron el «cese inmediato a los actos de violencia, intimidación y amenazas dirigidas a la sociedad nicaragüense; y el desmantelamiento de los grupos paramilitares».

«(Los países firmantes) instan a reactivar el diálogo nacional en Nicaragua, dentro de un clima de respeto a las libertades fundamentales, que involucre a todas las partes para generar soluciones pacíficas y sostenibles a la situación que se vive en Nicaragua y el fortalecimiento de la democracia, los Derechos Humanos y el Estado de derecho en ese país», agregó el texto.

Los 13 firmantes también agradecieron y respaldaron la labor de la Conferencia Episcopal de Nicaragua y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en la búsqueda de la solución del conflicto.

Al final de la declaración, el grupo llamó tanto a la administración de Daniel Ortega como a sus opositores a que «demuestren su compromiso y participen constructivamente en negociaciones pacíficas con resultados concretos que aborden los desafíos fundamentales del país».

About admin